27 febrero 2006

LA PUBLICIDAD CANALLA


Este artículo se lo dedico a mi hijo Ángel, profesional del marketing y la publicidad y doy fe de su honradez profesional.

Hace mucho tiempo que deseaba escribir algo sobre el tema de la publicidad de los productos alimenticios.
La publicidad es necesaria. La publicidad es el escaparate donde empresas productoras o distribuidoras enseñan sus productos, ensalzándolos de tal manera que nos incite a su compra. Una publicidad bien hecha y veraz es necesaria, pero sobre todo veraz.

Pero he aquí que parte de lo que se anuncia por radio y televisión no es veraz. Ni veraz ni ético.
En lo que concierne a mi profesión, nutrición y salud, existe una gran cantidad de PUBLICIDAD CANALLA, ENGAÑOSA, INDUCTORA, y además CONSENTIDA, que está provocando deterioro en la salud de las personas.

ENGAÑOSA.-Estoy muy molesto con la publicidad de los productos lácteos, considero que es una publicidad inductora a la toma abusiva de este producto con el señuelo del calcio. Estos señores han encontrado un gran filón de negocio a cuenta de este mineral. Nos hacen o nos intentar hacer que dependamos de los lácteos a cuenta del mineral calcio y con la amenaza de la descalcificación. Todo el mundo está pendiente del calcio, en las consultas de pediatría, ginecología, reumatología, o medicina general y siempre están recetando productos lácteos. 

Pues han de saber, y creo que lo saben, que el calcio contenido en la leche de vaca no es bien asimilado por el hombre y por lo tanto quien tome leche de vaca tendrá cada vez peor sus huesos, intestinos, piel, cabellos, etc.- ver mi artículo los productos lácteos- Pero no nos engañan, es cierto que la leche de vaca tiene calcio pero es propio para el crecimiento y huesos de un ternero. 

Este tipo de PUBLICIDAD CANALLA, está creando una serie de enfermedades en la población como descalcificaciones, artrosis, estreñimiento, otitis, alergia, trombosis, trastornos de riñón, páncreas, vesícula biliar, y sospecho que tenga mucho que ver con la enfermedad esclerosis en placas, y un largo etc. 

Además con esta publicidad, tal como está hecha, induce a la toma masiva del producto, produciendo alergias alimentarias abundantes que también ocasionan dependencias del producto y las enfermedades derivadas de la dependencia- ver mi artículo alergia alimentaria- Después aparece el más listo, el que anuncia leche de vaca con añadido de calcio, ¿pero no se dice que la leche de vaca tiene todo el calcio que el hombre necesita, entonces a que viene ese añadido? Después nos anuncian la bebida de leche vaca que nos rebaja el colesterol, la bebida de leche de vaca que nos regula el intestino, la combinada con ginseng, con leche de soja, y un largo etc. O el yogur, presentado por un actor famoso que dice que regula el intestino.

En una cadena de TV nacional se emite un programa de salud , con pretensiones de natural, patrocinado por una marca de leche, que con el pretexto de dar consejos de salud, te colocan el anuncio y los consejos de que debes de tomar su leche rica en omegas. Inocente de mí, les mando un escrito diciendo lo mal que lo hacen… pero los intereses del dinero son los intereses. Es cierto que muchos consejos que dan son validos pero entre lechuga y lechuga te colocan el lácteo. Total vender al precio que sea y a cuenta de la salud de quien sea.

Sí estaría de acuerdo si el anunciante de lácteos dijera que su leche es más blanca o más sabrosa o que tiene más o menos grasa o más o menos antibióticos o más o menos productos químicos o más o menos pasteurizada pero lo que es inmoral es poner la salud por delante con el interés soterrado de vender.

Otros productos de PUBLICIDAD CANALLA, son esos cacaos que dicen que si los tomas te dan vigor, que si una taza al acostarse es lo mejor para tu organismo o para conciliar el sueño o para el crecimiento del niño. Son anuncios inmorales. 


Estos cacaos, cargados de harinas, azúcares, leche en polvo, son también los causantes de muchos problemas intestinales, alergias de todo tipo, obesidad, reumatismo, descalcificación, enfermedades nerviosas, bajo rendimiento escolar, y un largo etc. ¡pero qué importa!, ¡hay que vender!. También son alimentos que crean dependencia, o sea, alergia alimentaria.

Al final, nos crean el defecto mental que sólo son importantes en la alimentación esos cacaos con leche y las malditas galletas y nos hacen creer que sin ellos nuestras vidas corren peligro.

Más PUBLICIDAD CANALLA, las galletas de todo tipo, que dicen que son necesarias para el crecimiento, o las galletas envueltas en chocolate porque te dan vigor y una salud envidiable y te enseñan con el anuncio unos niños alegres en sus juegos. Pero si yo pudiera les mostraría todos los niños con alergia o asma o enfermedades del sistema nervioso, que suelo ver en mi consulta y que están así por culpa de tales sinvergüenzas.

Estos días un médico conocido, sale a la radio diciendo que los cereales dan alegría a los niños y quien no los come suele estar triste y sin rendimiento escolar. A este señor le paga una casa comercial de cereales y pone su título de doctor por el medio para hacernos más creíble el mensaje y esto es PUBLICIDAD CANALLA Y SIN ÉTICA PROFESIONAL, porque son intereses creados y nos ponen el señuelo de doctor.

Las margarinas, con grasas hidrogenadas, que se aplican a los bocadillos, y nos dicen que favorecen el crecimiento, la vitalidad y la absorción del puñetero calcio. Y a estos también les propongo que anuncien sus productos pero diciendo que tiene un sabor más o menos bueno ¡pero sin poner la salud por delante!

¿Y qué me dicen de los productos para adelgazar sin hacer dieta, que se anuncian mucho por radio? ¡Sin hacer dieta!

son productos de fogueo, salen al mercado durante un tiempo hasta que queden quemados, aunque no perjudican, no valen para nada, pero hasta que las buenas gentes se den cuenta que son inútiles cumplieron con la misión de dar dinero. Y después saldrá otro y otro y otro.

Y como son gente que mueve mucho dinero, en cuanto haces una denuncia de este tipo en radio o en televisión, rápidamente te bloquean el programa porque amenazan con retirar su publicidad. Y como los sistemas mediáticos también se mueven por dinero, pues te quedas sin programa, y el intento que uno quiere hacer por mejorar la salud de las personas se va al carajo.

Más PUBLICIDAD CANALLA, los anuncios de medicamentos. Estos anuncios que acaban con una coletilla “de pregunte a su farmacéutico”, inducen a quien los ve, que la salud sólo está relacionada con la toma de los muchos medicamentos que anuncian; si te duele la cabeza toma tal, o si tiene hemorroides toma cual, y si se escapa la orina toma tal o cual. Nos enseñan que la salud va pareja con la toma de medicamentos aunque estos estén cargados de efectos secundarios o produzcan adicción. Ya no podemos vivir sin tener los armarios llenos de química. 


¿Pero lo hacen por nuestra salud o por el dinero? ¿Por qué no nos dan consejos de salud, higiene, alimentación correcta, vida sana, etc.? ¡Pues... porque eso no da dinero!

INDUCTORA.-Esta publicidad, con los señuelos del calcio, vigor, crecimiento, vitaminas, mejor nutrición, alegría, menos colesterol, adelgazamiento, etc., te induce a comer más de estos productos, perdiendo la ocasión de tomar los verdaderos y sanos alimentos, produciendo en las personas confusionismo y distorsión del concepto de la alimentación y de la higiene vital y de la salud. 

Todo ello va a producir enfermedades tan actuales como la obesidad, reumatismo, fibromialgia, depresión, nerviosismo, etc. e incluso cáncer.

Luego, les queda muy elegante decir, a los listos de turno, que los españoles debemos de cambiar nuestros hábitos alimenticios ¡y se quedan tan redondos!, cuando están consintiendo toda esa PUBLICIDAD CANALLA que tanto perjudica a la población.

CONSENTIDA.-El ministerio de Sanidad, a mí me gusta llamarlo el Ministerio de Enfermedad, que ha retirado de la venta muchas plantas medicinales, que han sido durante muchísimos años trabajadas por muchos naturistas o fitoterapeutas sin ningún tipo de problemas ni de efectos secundarios, consiente descaradamente que en los medios de comunicación se anuncien estos productos alimentarios, poniendo la salud como pantalla, y sin embargo no consiente que en los productos dietéticos u homeopáticos o en los escaparates de las tiendas dietéticas, ni una sola mención para lo que valen dichos productos, es decir, que no puedes desde la dietética, anunciar que la lecitina de soja rebaja el colesterol y sin embargo, si consiente que una marca comercial de lácteos o de cereales lo diga desde la TV. Lo ancho para unos y lo estrecho para otros.

Este Ministerio de Enfermedad, que permite que estén a la venta medicamentos altamente tóxicos como el Roacután para el tratamiento del acné, que degenera el hígado de una forma exagerada, o también como cuando tuvo consentido otro medicamento llamado Artrodesmol, que después de años de venta fue retirado por producir cáncer. 


Mi madre fiel tomadora de este medicamento anti artrósico, murió de cáncer de hígado. Este Ministerio que consiente que se vendan chuchearías-golosinas para niños y no tan niños, con unos colores rabiosamente verdes, rojos, negros, rosas, blancos, que nadie sabe de que están compuestos, que producen fuerte dependencia hacia estos sabores dulces artificiales, que alteran los hábitos alimenticios, y producen hiperactividad, irritación cerebral, alergias, caries, ansiedad, etc.

Sin embargo al mundo de la dietética y de la naturopatía lo tiene totalmente perseguido, ¿por qué será?, ¡ah!, ¿Vd. lo sabe?, pues yo sí lo sé, dinero e intereses, sobre todo de las multinacionales farmacéuticas, que les interesa que cada vez haya más enfermos…..y quieren anular toda competencia.

Si estás enfermo, no importa de qué enfermedad y siendo, además, tomador de estos alimentos basura, reputadamente anunciados como esenciales, deja de tomarlos y pasa a hacer una alimentación viva y nutritiva y estoy seguro que encontrarás una fuerte mejoría.


P.D. En el momento de colgar este artículo en el blog, me he llevado otra sorpresa mayúscula, acaban de anunciar en TV un lácteo que baja la tensión arterial. Y Sanidad ni pío. Menudo rebaño.

05 febrero 2006

OSTEOPOROSIS Y OBESIDAD


La osteoporosis es una aflicción lenta e insidiosa, en la que los huesos pierden su sustancia con mayor rapidez de lo que pueden reconstruirse. El hueso está continuamente en un proceso de renovación gracias a las células especializadas denominadas osteoclastos y osteoblastos; unas destruyen hueso y otras lo reparan para así mantener el hueso en constante buen estado y fortaleza. Cuando es mayor la destrucción que la reparación se produce la osteoporosis, o bien, un estado de porosidad de los huesos que se vuelven frágiles por falta de nutrientes dentro del mismo.

Es sabido que la obesidad es una fuente importante de diversas enfermedades circulatorias, degradación de la musculatura, trastornos cardio circulatorios, enfermedades nerviosas, digestivas, hipertensión, cáncer, óseas, etc.

La osteoporosis es una enfermedad que afecta más a las personas delgadas que a las personas gruesas, sin embargo, las personas gruesas corren más peligro por razones debidas a su peso y a las enfermedades coadyuvantes debidas a la obesidad.

¿Pero adelgazando se corregirá la osteoporosis?

pues no; pero sí evitará un exceso de presión sobre las articulaciones y resto de la masa ósea.

El síntoma más visible de la osteoporosis es la disminución de la estatura. También puede darse encorvamiento al torcerse la espina dorsal, rigidez del cuello que puede provocar dolores de cabeza, dolores agudos en la columna, caderas, brazos, que se intensifican con los movimientos, y se calma con el reposo, etc.

Los factores de riesgo son amplios y variados: Vida sedentaria, reposo prolongado, la toma de fármacos como los corticoides, antibióticos, diuréticos, tratamientos antitiroideo, anticolesterol, antiácido úrico, insulina, píldora anticonceptiva, antidepresivos, ansiolíticos, tabaco, alcohol, bebidas industriales, sal, azúcar blanco, edad avanzada y por último, cabe nombrar un alimento, el rey de la osteoporosis y de los desórdenes metabólicos y gran alterador de las hormonas: la leche de vaca.


¡Este mal alimento tiene fama de todo lo contrario!, fama de proporcionar al organismo calcio y por lo tanto el gran curador de la osteoporosis; pero cuanta más leche se tome, más osteoporosis se tendrá. Además la leche de vaca le impedirá que adelgace.

Merece la pena detenerme en escribir mal de la leche de vaca, puesto que sobre ella pesa una fuerte publicidad-¿engañosa?- de que es preventiva y curativa de la osteoporosis y que nos proporciona la cantidad necesaria de calcio. Muy falso.

Razonamiento del por qué la leche es un mal alimento:


En primer lugar es un alimento especializado destinado sólamente a su especie, el ternero.
La masa ósea de un vacuno es totalmente diferente a la del ser humano. El crecimiento del ternero, a expensas de sus huesos y músculos alimentados con la leche de su madre, dura sobre dos años y el del hombre veintiún años.
 

Un vacuno tiene unas expectativas de vida de quince años y un hombre sobre los setenta y cinco años.
Las hormonas de crecimiento y de fijación del calcio contenidas en la leche de vaca son las destinadas al propio hijo de la vaca.
 

Un ternero necesita de sus cuatro estómagos para digerir la leche de su madre y los humanos sólo disponen de un estómago y de ácidos diferentes de digestión.

La caseína contenida en la leche de vaca, es trescientas veces superior a la caseína contenida en la leche de mujer. Dicha caseína se endurece en nuestro organismo formando grandes masas de muco proteína que también acidifica el organismo y por tanto, otro elemento más, que sacrifica el calcio de nuestros huesos. Total osteoporosis.


También contiene exceso de fósforo que va acidificar nuestro sistema y para combatir dicha acidificación será a expensas de las sales de calcio que se encuentran en el interior de nuestros huesos; o sea, osteoporosis.
La leche de vaca es pobre en hierro. 

En nuestro organismo el hierro y el calcio van en una proporción determinada. Al digerir la leche de vaca, el organismo consume hierro de las reservas y al fallar la proporción de hierro-calcio, también se pierde calcio. Total osteoporosis.
 

Además el ser adulto ya perdió la condición de lactante y aunque tomáramos leche humana, ésta también nos haría daño. Ahora imagínense a un bebé humano mamando de la teta de una vaca, o bien, tomando productos de lactancia artificial confeccionados con lácteos de vacuno.

Por lo tanto, el ser humano y el ser vacuno son totalmente diferentes y diferenciados, con masa ósea diferente, masa muscular diferente, sistema inmunitario diferente, expectativas de vida totalmente diferentes y, por lo tanto, la leche de vaca ha de ser solamente para el ternero.

Cierto es que la leche de vaca contiene en su composición calcio, pero el hombre lo absorbe mal debido al contenido de caseína, fósforo, hierro y hormonas de vaca.

La caseína, contenida en la leche de vaca, una vez en el interior de nuestro organismo, nos hace perder, o bien nos impide metabolizar, las Vitaminas del grupo B. indispensables para metabolizar el calcio, proteínas, glúcidos, lípidos, fabricar hormonas, y mantener a nuestro sistema nervioso en equilibrio. Resultado final osteoporosis.

La leche de vaca contiene dosis muy bajas de hierro; las necesidades del hombre son muy superiores a las contenidas en la leche. El calcio y el hierro debemos de tenerlo en un estado de equilibrio y al metabolizar la leche de vaca ingerida, desequilibramos dicha proporción, por lo que por ello, también, perdemos calcio. Por lo tanto osteoporosis.

Además cuando empezamos a tener dientes, perdemos nuestra condición de lactantes y también la capacidad de digerir cualquier tipo de leche, aunque sea la de nuestra madre.

¿Cómo es posible que seamos una sociedad tomadora de leche, que reputadamente previene la osteoporosis y sin embargo estemos a la cabeza de las enfermedades descalcificantes?

 
Hay estudios que relacionan el consumo de leche de vaca con las enfermedades de la tiroides. Y ya saben que un hipotiroidismo puede ocasionarle obesidad y enfermedades nerviosas.

Un vaso de leche desnatada le proporciona más grasa y colesterol que tres lonchas de tocino.
 

¿Cómo prevenir dicha enfermedad? 


a.En mis consultas lo primero que aconsejo es una educación nutricional. En principio y categóricamente recomiendo la supresión de los lácteos de vaca y de todos sus derivados. Con solo aplicar esta medida, hay una mejoría importante.
 

b.Otros alimentos a desterrar, son los cacaos de cualquier tipo, café y derivados, pastelería, bollería, pan blanco, cerdo, alcohol, azúcares, exceso de carnes y pescados.

c.Tomar a diario - tanto a la comida y a la cena- abundante ensalada y verduras cocidas (al dente), estos alimentos son ricos en minerales y calcio.


d.Tomar a diario buena dosis de fruta.


e.Levadura de cerveza, nueces, plátanos, dátiles, uvas pasas, zanahorias crudas (ralladas o masticadas), semillas de sésamo, cereales integrales-no tomados a diario-, aguacates, germen de trigo, salmón poco hecho a la plancha y pescados azules al horno o plancha.

f.Tomar el sol, que ayuda a metabolizar la Vit. D.

g.Ejercicios al aire libre.
h.Evitar el stress o tomar protectores contra él.
j.Tabaco, alcohol, bebidas industriales, azúcares, pasteleria, comida refinada, conservantes y colorantes también contribuyen a la obesidad y a la osteoporosis.

Y se puede ayudar con suplementos.En España los hay excelentes para prevenir y curar la osteoporosis, entre ellos:

  • Los comprimidos de Dolomita para proporcionar calcio y magnesio.
  • Artigel, compuesto de vitaminas, minerales, aminoácidos, que nutren las articulaciones.
  • Osopan, que mejora muy bien las dolencias descalcificantes de la columna lumbar-sacra.
  • Calcium Bone que proporciona calcio y suplementos vitamínicos que ayudan a metabolizarlo y fijarlo en el hueso.
  • Multi vit. B + C, todas las vitaminas del grupo B y Vit. C, que ayudan a tener equilibradas las dosis adecuadas de nuestras hormonas, entre ellas los estrógenos.
  • Cápsulas de Aceite de Onagra que junto con la Vit. D ayudan a prevenir y curar la Osteomalacia.
  • Estrocal, fitoestrógeno, que te ayudará con tus estrógenos, sin efectos secundarios.
  • Fórmulas homeopáticas que ayuden a fijar el calcio.
  • Si padeces de Osteoporosis y te atreves a seguir mis indicaciones, en tres meses notarás una gran mejoría.
  • Con lo que ahorres,al no comprar leche, ni productos lácteos, págate unas vacaciones y caminando mejor.