27 febrero 2006

LA PUBLICIDAD CANALLA


Este artículo se lo dedico a mi hijo Ángel, profesional del marketing y la publicidad y doy fe de su honradez profesional.

Hace mucho tiempo que deseaba escribir algo sobre el tema de la publicidad de los productos alimenticios.
La publicidad es necesaria. La publicidad es el escaparate donde empresas productoras o distribuidoras enseñan sus productos, ensalzándolos de tal manera que nos incite a su compra. Una publicidad bien hecha y veraz es necesaria, pero sobre todo veraz.

Pero he aquí que parte de lo que se anuncia por radio y televisión no es veraz. Ni veraz ni ético.
En lo que concierne a mi profesión, nutrición y salud, existe una gran cantidad de PUBLICIDAD CANALLA, ENGAÑOSA, INDUCTORA, y además CONSENTIDA, que está provocando deterioro en la salud de las personas.

ENGAÑOSA.-Estoy muy molesto con la publicidad de los productos lácteos, considero que es una publicidad inductora a la toma abusiva de este producto con el señuelo del calcio. Estos señores han encontrado un gran filón de negocio a cuenta de este mineral. Nos hacen o nos intentar hacer que dependamos de los lácteos a cuenta del mineral calcio y con la amenaza de la descalcificación. Todo el mundo está pendiente del calcio, en las consultas de pediatría, ginecología, reumatología, o medicina general y siempre están recetando productos lácteos. 

Pues han de saber, y creo que lo saben, que el calcio contenido en la leche de vaca no es bien asimilado por el hombre y por lo tanto quien tome leche de vaca tendrá cada vez peor sus huesos, intestinos, piel, cabellos, etc.- ver mi artículo los productos lácteos- Pero no nos engañan, es cierto que la leche de vaca tiene calcio pero es propio para el crecimiento y huesos de un ternero. 

Este tipo de PUBLICIDAD CANALLA, está creando una serie de enfermedades en la población como descalcificaciones, artrosis, estreñimiento, otitis, alergia, trombosis, trastornos de riñón, páncreas, vesícula biliar, y sospecho que tenga mucho que ver con la enfermedad esclerosis en placas, y un largo etc. 

Además con esta publicidad, tal como está hecha, induce a la toma masiva del producto, produciendo alergias alimentarias abundantes que también ocasionan dependencias del producto y las enfermedades derivadas de la dependencia- ver mi artículo alergia alimentaria- Después aparece el más listo, el que anuncia leche de vaca con añadido de calcio, ¿pero no se dice que la leche de vaca tiene todo el calcio que el hombre necesita, entonces a que viene ese añadido? Después nos anuncian la bebida de leche vaca que nos rebaja el colesterol, la bebida de leche de vaca que nos regula el intestino, la combinada con ginseng, con leche de soja, y un largo etc. O el yogur, presentado por un actor famoso que dice que regula el intestino.

En una cadena de TV nacional se emite un programa de salud , con pretensiones de natural, patrocinado por una marca de leche, que con el pretexto de dar consejos de salud, te colocan el anuncio y los consejos de que debes de tomar su leche rica en omegas. Inocente de mí, les mando un escrito diciendo lo mal que lo hacen… pero los intereses del dinero son los intereses. Es cierto que muchos consejos que dan son validos pero entre lechuga y lechuga te colocan el lácteo. Total vender al precio que sea y a cuenta de la salud de quien sea.

Sí estaría de acuerdo si el anunciante de lácteos dijera que su leche es más blanca o más sabrosa o que tiene más o menos grasa o más o menos antibióticos o más o menos productos químicos o más o menos pasteurizada pero lo que es inmoral es poner la salud por delante con el interés soterrado de vender.

Otros productos de PUBLICIDAD CANALLA, son esos cacaos que dicen que si los tomas te dan vigor, que si una taza al acostarse es lo mejor para tu organismo o para conciliar el sueño o para el crecimiento del niño. Son anuncios inmorales. 


Estos cacaos, cargados de harinas, azúcares, leche en polvo, son también los causantes de muchos problemas intestinales, alergias de todo tipo, obesidad, reumatismo, descalcificación, enfermedades nerviosas, bajo rendimiento escolar, y un largo etc. ¡pero qué importa!, ¡hay que vender!. También son alimentos que crean dependencia, o sea, alergia alimentaria.

Al final, nos crean el defecto mental que sólo son importantes en la alimentación esos cacaos con leche y las malditas galletas y nos hacen creer que sin ellos nuestras vidas corren peligro.

Más PUBLICIDAD CANALLA, las galletas de todo tipo, que dicen que son necesarias para el crecimiento, o las galletas envueltas en chocolate porque te dan vigor y una salud envidiable y te enseñan con el anuncio unos niños alegres en sus juegos. Pero si yo pudiera les mostraría todos los niños con alergia o asma o enfermedades del sistema nervioso, que suelo ver en mi consulta y que están así por culpa de tales sinvergüenzas.

Estos días un médico conocido, sale a la radio diciendo que los cereales dan alegría a los niños y quien no los come suele estar triste y sin rendimiento escolar. A este señor le paga una casa comercial de cereales y pone su título de doctor por el medio para hacernos más creíble el mensaje y esto es PUBLICIDAD CANALLA Y SIN ÉTICA PROFESIONAL, porque son intereses creados y nos ponen el señuelo de doctor.

Las margarinas, con grasas hidrogenadas, que se aplican a los bocadillos, y nos dicen que favorecen el crecimiento, la vitalidad y la absorción del puñetero calcio. Y a estos también les propongo que anuncien sus productos pero diciendo que tiene un sabor más o menos bueno ¡pero sin poner la salud por delante!

¿Y qué me dicen de los productos para adelgazar sin hacer dieta, que se anuncian mucho por radio? ¡Sin hacer dieta!

son productos de fogueo, salen al mercado durante un tiempo hasta que queden quemados, aunque no perjudican, no valen para nada, pero hasta que las buenas gentes se den cuenta que son inútiles cumplieron con la misión de dar dinero. Y después saldrá otro y otro y otro.

Y como son gente que mueve mucho dinero, en cuanto haces una denuncia de este tipo en radio o en televisión, rápidamente te bloquean el programa porque amenazan con retirar su publicidad. Y como los sistemas mediáticos también se mueven por dinero, pues te quedas sin programa, y el intento que uno quiere hacer por mejorar la salud de las personas se va al carajo.

Más PUBLICIDAD CANALLA, los anuncios de medicamentos. Estos anuncios que acaban con una coletilla “de pregunte a su farmacéutico”, inducen a quien los ve, que la salud sólo está relacionada con la toma de los muchos medicamentos que anuncian; si te duele la cabeza toma tal, o si tiene hemorroides toma cual, y si se escapa la orina toma tal o cual. Nos enseñan que la salud va pareja con la toma de medicamentos aunque estos estén cargados de efectos secundarios o produzcan adicción. Ya no podemos vivir sin tener los armarios llenos de química. 


¿Pero lo hacen por nuestra salud o por el dinero? ¿Por qué no nos dan consejos de salud, higiene, alimentación correcta, vida sana, etc.? ¡Pues... porque eso no da dinero!

INDUCTORA.-Esta publicidad, con los señuelos del calcio, vigor, crecimiento, vitaminas, mejor nutrición, alegría, menos colesterol, adelgazamiento, etc., te induce a comer más de estos productos, perdiendo la ocasión de tomar los verdaderos y sanos alimentos, produciendo en las personas confusionismo y distorsión del concepto de la alimentación y de la higiene vital y de la salud. 

Todo ello va a producir enfermedades tan actuales como la obesidad, reumatismo, fibromialgia, depresión, nerviosismo, etc. e incluso cáncer.

Luego, les queda muy elegante decir, a los listos de turno, que los españoles debemos de cambiar nuestros hábitos alimenticios ¡y se quedan tan redondos!, cuando están consintiendo toda esa PUBLICIDAD CANALLA que tanto perjudica a la población.

CONSENTIDA.-El ministerio de Sanidad, a mí me gusta llamarlo el Ministerio de Enfermedad, que ha retirado de la venta muchas plantas medicinales, que han sido durante muchísimos años trabajadas por muchos naturistas o fitoterapeutas sin ningún tipo de problemas ni de efectos secundarios, consiente descaradamente que en los medios de comunicación se anuncien estos productos alimentarios, poniendo la salud como pantalla, y sin embargo no consiente que en los productos dietéticos u homeopáticos o en los escaparates de las tiendas dietéticas, ni una sola mención para lo que valen dichos productos, es decir, que no puedes desde la dietética, anunciar que la lecitina de soja rebaja el colesterol y sin embargo, si consiente que una marca comercial de lácteos o de cereales lo diga desde la TV. Lo ancho para unos y lo estrecho para otros.

Este Ministerio de Enfermedad, que permite que estén a la venta medicamentos altamente tóxicos como el Roacután para el tratamiento del acné, que degenera el hígado de una forma exagerada, o también como cuando tuvo consentido otro medicamento llamado Artrodesmol, que después de años de venta fue retirado por producir cáncer. 


Mi madre fiel tomadora de este medicamento anti artrósico, murió de cáncer de hígado. Este Ministerio que consiente que se vendan chuchearías-golosinas para niños y no tan niños, con unos colores rabiosamente verdes, rojos, negros, rosas, blancos, que nadie sabe de que están compuestos, que producen fuerte dependencia hacia estos sabores dulces artificiales, que alteran los hábitos alimenticios, y producen hiperactividad, irritación cerebral, alergias, caries, ansiedad, etc.

Sin embargo al mundo de la dietética y de la naturopatía lo tiene totalmente perseguido, ¿por qué será?, ¡ah!, ¿Vd. lo sabe?, pues yo sí lo sé, dinero e intereses, sobre todo de las multinacionales farmacéuticas, que les interesa que cada vez haya más enfermos…..y quieren anular toda competencia.

Si estás enfermo, no importa de qué enfermedad y siendo, además, tomador de estos alimentos basura, reputadamente anunciados como esenciales, deja de tomarlos y pasa a hacer una alimentación viva y nutritiva y estoy seguro que encontrarás una fuerte mejoría.


P.D. En el momento de colgar este artículo en el blog, me he llevado otra sorpresa mayúscula, acaban de anunciar en TV un lácteo que baja la tensión arterial. Y Sanidad ni pío. Menudo rebaño.

5 comentarios:

Antonio Rosales Hernández dijo...

Vaya! gran sorpresa que me he llevado, cuando estaba leyendo pense que se estaba hablando de mi país México, donde pasa exáctamente lo mísmo y desgraciadamente veo que es un fenómeno mundial, todo comenzó con una búsqueda en google debido a una curiosidad que yo tenía, pues aqui en casa compraron una bolsa de golosinas, pero yo notaba el sabor un tanto extraño, incluso sentí que dichas golosinas dentro de mi boca hacian una pequeña explosion y liberaban algun tipo ded gas, quizas sean ideas mias, pero buscando en la envoltura de dicha golosina alguna fecha de caducidad me encontre que no tenia dicha información, pero entre los datos que encontré en los ingredientes : glucosa, azucar, cacahuate, leche, grasa vegetal comestible, suero, lecitina de soya, (un emulsificante), color bioxido de titanio, sabores artificiales, bicarbonato de sodio, sal, BHA y BHT antioxidantes

A lo cual me lamó la atención el bioxido de titanio y (un emulsificante), el solo hecho de que sea metal se me hizo sospechoso pero como no tengo los conocimientos básicos de quimica o de salúd, busqué en internet y sorprendentemente informacion para evitar su consumo, incluso tratado como tóxico y avise por lo pronto a los integrantes de mi familia para que deshechen dicho producto, y que fácil sería la información, lo sorprendente es la cantidad de productos que llenan el mercado

Antonio Rosales Hernández dijo...

Vaya! gran sorpresa que me he llevado, cuando estaba leyendo pense que se estaba hablando de mi país México, donde pasa exáctamente lo mísmo y desgraciadamente veo que es un fenómeno mundial, todo comenzó con una búsqueda en google debido a una curiosidad que yo tenía, pues aqui en casa compraron una bolsa de golosinas, pero yo notaba el sabor un tanto extraño, incluso sentí que dichas golosinas dentro de mi boca hacian una pequeña explosion y liberaban algun tipo ded gas, quizas sean ideas mias, pero buscando en la envoltura de dicha golosina alguna fecha de caducidad me encontre que no tenia dicha información, pero entre los datos que encontré en los ingredientes : glucosa, azucar, cacahuate, leche, grasa vegetal comestible, suero, lecitina de soya, (un emulsificante), color bioxido de titanio, sabores artificiales, bicarbonato de sodio, sal, BHA y BHT antioxidantes

A lo cual me lamó la atención el bioxido de titanio y (un emulsificante), el solo hecho de que sea metal se me hizo sospechoso pero como no tengo los conocimientos básicos de quimica o de salúd, busqué en internet y sorprendentemente informacion para evitar su consumo, incluso tratado como tóxico y avise por lo pronto a los integrantes de mi familia para que deshechen dicho producto, y que fácil sería la información, lo sorprendente es la cantidad de productos que llenan el mercado

Ricardo Nieto dijo...

La publicidad es una herramienta de marketing muy poderosa.
En Tabaquismo sabemos lo poderosa que es, pero su eliminacion o control va a pasar por el autocontrol. Ya lo estan haciendo muchas multinacionales.

Evidentemente no me gusta lo que hacen pero la solucion sera una campaña (anti) mas que intentar reducir la publicidad a todos.

gelu2000 dijo...

Gracias por la dedicatoria Papá.
Tu hijo Ángel que te quiere.

Daviot dijo...

Te felicto Fernando por abrirnos los ojos y tener el valor de decir cosas que ya intuimos en parte.Es una verguenza ver como los medios (TV,radio,prensa) presumen de adalides de los derechos humanos, la verdad, la honradez y a la vez emiten todo tipo de publicidad engañosa y no sólo eso sino que se acobardan cuando hay una empresa grande de por medio que haya cometido delitos graves contra la salud de los ciudadanos y se callan y omiten cualquier información al respecto.