22 enero 2006

ALERGIA

COMO CURAR LA ALERGIA

Cada día es más frecuente ver aparecer en los medios de comunicación noticias sobre la alergia, que si el polen va y viene, que si los ácaros, que si el polvo, y un largo etc. que no lleva a ningún lado.

En estos días ha salido en los medios audiovisuales la noticia de que la alergia tiene ya un crecimiento alarmante entre la población y con el agravante de que los niños ya nacen sufriendo alergias.

¿Cual será nuestro futuro?, ¡esta enfermedad va creciendo! ¡Socorro!, ¿quien nos puede ayudar?

La llamada ciencia -auto-medallista- médica- con importantes efectos secundarios- no sabe como atajarla y está utilizando productos de entretenimiento que aboban y obnubilan a la población.

Desde hace mucho tiempo me pregunto, día a día, si interesa curar la alergia, ¿interesa? Y me vuelvo a preguntar ¿pero interesa que la alergia tenga cura? La verdad que no se que responder; a veces pienso que a lo mejor si, y a veces que no. Son muchos millones de dineros los que hay en juego. Y muchos intereses creados. Y muchas personas están en el juego. ¿Interesa curar la alergia?, no me atrevo a responder, no me imagino que nadie esté interesado en saber como se cura, excepto el paciente.

Son muchos los licenciados en medicina alopática- recetadores de medicamentos con fuertes efectos secundarios- que saben que en la medicina alternativa se encuentran mejores soluciones para esta dolencia, ¡pero ni se acercan a saber como se hace!, al contrario procuran rechazarla e incluso destruirla.

Si le interesa saber cómo se cura la alergia siga leyendo este artículo.
Si hace bien el método, se irá librando de la alergia mes a mes, trimestre a trimestre, semestre a semestre, año a año, hasta su desaparición

La alergia se ha convertido, en nuestra época, en un fenómeno patológico muy importante. La OMS la clasifica en 6ª posición entre las enfermedades más frecuentes, hasta el punto que llega a ser un problema de nuestra civilización.

En España, un 20% de la población presenta o presentará una patología alérgica, cifra que se repite en todos los países industrializados.

Las manifestaciones alérgicas de cualquier clase están en pleno auge en todo el mundo. La alergia en sus diversas manifestaciones patológicas puede afectar a órganos críticos como la piel, ojos, nariz, bronquios, pulmones, riñones. También al sistema nervioso, sistema inmunológico, a la asimilación de los nutrientes y a un largo etc. Y estas manifestaciones serán tratadas por diferentes especialistas- dermatólogos, oftalmólogos, psiquiatras, pediatras, otorrinolaringólogos, etc.

Pero la implacable alergia sigue en aumento.

Consulto en libros y leo que atribuyen la alergia a las Leyes de Mendel, porque hay un gen que predispone a esta enfermedad, situado en el cromosoma 11 Q 13. Un niño de 7 años tiene un 10% de probabilidades de ser alérgico, si ninguno de sus padres lo es; un 20-30 % si lo es uno de sus progenitores y un 60% si lo son los dos. Pura estadística fuera de lógica; más adelante me explicaré.

Siguen diciendo los libros: hay censados 250 alérgenos. La alergia puede verse desencadenada o agravada por factores psíquicos o neurovegetativos. Y ante esto me pregunto ¿que fue primero el huevo o la gallina?

Y los autores de libros dedicados a la alergia, siguen y siguen y siguen con sus teorías que conducen a conocimientos que yo comparo con la caloría hueca o caloría llena, (no es lo mismo 50 calorías huecas que 50 calorías llenas, las primeras te enferman y las segundas te curan). Conocimientos huecos o conocimientos llenos.

Como pretendo que este artículo sea práctico y para no aburrir al lector lo emplazo a que lea los diversos libros que se han editado sobre la alergia, llenos de teorías que no conducen a solucionar esta enfermedad.
 

LAS DIVERSAS MANIFESTACIONES DE LA ALERGIA

Rinitis polínicas.
Rinitis permanentes
Conjuntivitis
Glositis -inflamación de la lengua-.
Estomatitis –inflamación de la mucosa de la boca.
Laringitis.
Traqueitis.
Bronquitis.
Asma.
Eczema.
Urticaria.
Edema de Quincke.
Migrañas.
Anafilaxia – hipersensibilidad de reacción exagerada a una sus- tancia.
Gastritis.
Colitis.
Pancreatitis.
Hepatitis.
Nefritis.
Artritis.
Fibromialgia.
Irritabilidad nerviosa.
Ansiedad, depresión, angustia.
Y etc, etc.

PERO QUE CUASUALIDAD.....

Todas las personas que han hecho el tratamiento completo con Medicina Natural o también llamada Medicina Alternativa, han curado su alergia, aún a pesar de tan farragosas teorías, Mendel, cromosomas, antígenos, pólenes, cambios de estación, asma, etc.

¡PORQUE EN LA ENFERMEDAD DE LA ALERGIA HAY UNAS VERDADES APLASTANTES!

 
-Has nacido en el planeta tierra para que lo puedas disfrutar y no sufrir.


-Si desde que naciste hasta que empezaste a tener la enfermedad han transcurrido unos años, ¿por qué de repente enfermaste?


-Si hemos nacido para compartir este planeta con los demás animales- ácaros y sus deyecciones, gatos, perros, periquitos, peces, etc. ¿por qué estos se vuelven hostiles a nuestro sistema inmunológico?


-¿Por qué los animales salvajes, alejados del hombre, no padecen de alergia y los animales domésticos sí la suelen padecer?


-¿Por qué es una enfermedad de la civilización y no la padecieron las sociedades primitivas?


-¿Por qué en tiempos de hambruna o guerra desaparece la enfermedad aun a pesar de Mendel, cromosoma, antígenos, etc.?


-Y si no es una enfermedad epidémica ¿por qué aumenta su incidencia en la población?


-La verdad de todo ello está en el hombre y sus costumbres, creencias, tradiciones, forma de nutrirse, forma de pretender curarse.


-La alergia es una enfermedad del interior del hombre y no debemos de buscar la solución del problema en el exterior- antígenos, deyecciones de ácaros, plumas, polen, e incluso echar la culpa a cromosomas. Todo esto es lo mismo que lo de las calorías huecas-

CUANDO YO EMPECÉ A CURAR LA ALERGIA

Hace veinticinco años, más o menos, que empecé, en mi primer consultorio de Medicina Natural, cuando comencé a tratar los primeros pacientes aquejados de alergia en sus diversas manifestaciones y me hice muy popular con mis curaciones.

Mi escuela fueron mis cinco hijos, ellos, con sus mocos, asma, sinusitis, bronquitis, fiebre, estreñimiento, cansancio crónico.


Como es natural, a lo primero y como la que fue mi esposa durante diez años era enfermera en ejercicio, creía en los tratamientos medicamentosos, pero mis hijos no solamente no mejoraban, si no que les aparecían efectos secundarios importantes. 


Visitamos muchas veces el servicio de urgencias, pero mejoraban durante unos días y de nuevo volvían a los problemas de siempre con el agravante de los añadidos efectos secundarios. Cierta vez, mis dos hijas gemelas estuvieron durante quince días comiendo con pajitas porque un medicamento les abrasó por completo el paladar.

Por entonces, me parecía muy duro ser padre, vivíamos en una gran angustia constante y sin ver claridad en esa oscuridad.Y fue cuando conocí a un Naturista, ya bastante mayor, que me guió en mis primeros pasos hacia la curación de mis hijos.


Desde entonces me juré que tanto yo, como mis hijos, mientras estuvieran a mi cargo, jamás visitaríamos médicos patólogos alópatas. Y desde entonces tenemos claridad en nuestras vidas y he procurado trasmitir lo que fui aprendiendo con ellos a las personas que me consultan.


No todo el que llega con esta dolencia alérgica consigue la curación, puesto que se ven incapaces de hacer un mínimo esfuerzo por su salud o la de sus hijos o sus parientes. Pero estos casos no cuentan; verdaderamente, cuentan los que sí luchan por su salud y la de sus seres queridos.


Y los que sí luchan por su salud consiguen en un cien por cien la curación de la alergia y sus múltiples manifestaciones.
 

ENTREMOS YA EN BATALLA

Cuando digo entremos en batalla, es porque cuando empiezo a explicar a mis clientes los conceptos que tengo sobre la alergia, empiezan las discusiones de dichos conceptos; derribar costumbres, creencias y tradiciones es muy penoso, arduo y difícil. Esta es la parte más escabrosa de mi consulta y creo que va a pasar lo mismo con Uds. cuando empiece a explicarles de donde provienen las alergias.


Porque sin estos conocimientos que trataré de impartirles y su aceptación, es imposible curar las alergias.


Categóricamente diré que la alergia es una enfermedad derivada del consumo de productos lácteos, cereales refinados o también por el abuso de cereales integrales, cacaos, azúcar, colorantes, cafeína, zumos de frutas artificiales- con o sin añadido de leche de vaca-, zumos de naranja y también tendremos en cuenta a la leche de soja.


El uso y abuso de estos productos nos va a producir lo que se denomina la sensibilidad alimentaria. –Ver mi artículo alergia alimentaria-.
 

Hay que tener en cuenta que en la alimentación artificial que se da a los bebés desde el primer día de su nacimiento, ya figuran cereales refinados, leche en polvo y añadido de vitaminas, colorantes, edulcorantes y saborizantes; y aquí es donde empieza el fenómeno de la alergia. Al poco de iniciar esta nutrición el bebé empieza a tener sus primeros mocos y estreñimientos.

El sabio alópata empieza, desde su soberbia, prepotencia y falta de lógica, a impartir los correspondientes “jarabitos” cargados de antibióticos. El organismo del bebé que está luchando por eliminar esa muco-proteína, derivada del consumo de estos malos nutrientes, al recibir el antibiótico dejará de eliminar dicho moco, puesto que bastante tiene con luchar el hígado para poder neutralizar el medicamento y sus efectos secundarios, sobre todo, sobre la flora intestinal. 

Al poco tiempo, de nuevo llegará el moco y con ello los diversos antibióticos, los efectos secundarios y ya el intestino empezará a evacuar mal; los padres se desesperan por que el bebé ya no defeca y recetarán medicamentos laxantes, medicamentos para combatir los gases, antibióticos para los males de oídos, garganta, bronquitis, y para dar broche de oro a toda esta incongruencia, ya he visto a bebés de cuatro meses tomar corticoides para poder librarles de sus mocos, ¡pero eso sí! seguirán tomando alimentación artificial tóxica dirigidos por un especialista.

Llegará un momento que el organismo ya no luchará como debiera de hacer y para poder intentar seguir depurándose se asociará a elementos externos como el polvo, hongos, polen, acaros, etc. y volverá de nuevo a iniciar la lucha por eliminar sus venenos. Contra éstos, se introducirán en el organismo otros venenos. 


A medida que el niño crece se le va cambiando la alimentación hacia vasos de leche de vaca,(de por sí ya mala), pero con el agravante de los productos químicos añadidos y su manipulación que le llevan a perder la categoría de producto natural, pero insisto, aunque se tomara este producto tal y como sale de la vaca seguiría fabricando moco. 

A esta leche se le añadirán los cacaos solubles anunciados como vigorizantes. Y acompañando a estos malos alimentos irán los cereales, galletas, pastelería variada, bollería variada, pan de cualquier tipo. Y lo malo de todo, es que se comerán estos alimentos a diario, puesto que se tiene la creencia, incluso la ciencia lo cree, que son básicos en nuestra alimentación. 

El organismo seguirá luchando y se le seguirá castigando con medicación. Poco a poco pierde la batalla. 

Aparecerá el asma que es la imposibilidad de poder respirar adecuadamente, y de nuevo me pregunto ¿no hemos nacido con dos pulmones para poder utilizarlos durante toda nuestra vida?, y ¿por qué no los podemos utilizar?

Y de nuevo seguirá la toma de corticoides, que producen adicción y muy fuertes efectos secundarios. Y la alergia pasará a la estadística y a las teorías.
Habrá personas que no se vean reflejadas en lo expuesto, es igual. Si no aparecen las manifestaciones mucosas primero, aparecerán más tarde y muchas veces, aparecen directamente las manifestaciones alérgicas sin previo aviso. El factor común es, tanto en unos como en otros, que están llevando el mismo estilo de alimentación.

CÓMO CURAR EL PROBLEMA

Una vez sabido que la consecuencia de esta enfermedad es motivada por la mala alimentación, de los malos nutrientes, del colapso que sufren los intestinos, hígado, riñones, pulmones, sistema circulatorio por los residuos metabólicos que el organismo es incapaz de eliminar, porque ¡ay que ver!, todos los días se ataca al organismo con la misma MIERDA de comida y de poco en poco con la diversa MIERDA de medicamentos.


Una vez aceptado que se debe de cambiar la forma o el estilo de nutrirse ¡Y PARA SIEMPRE! , se procederá al drenaje de las vísceras con diversas fórmulas de plantas medicinales y homeopáticas adaptadas a como según sean las manifestaciones de la alergia. Se sanearán los intestinos con diversos métodos biológicos. Se procederá al equilibrio de las temperaturas del organismo. También usaremos diversos ejercicios de hidroterapia, frotaciones, mesoterapia y un largo etc. de actos que lleven a la curación.


Hecho esto, en poco tiempo desaparece el problema y ¡vaya por Dios! nos hemos cargado las estadísticas.