05 febrero 2006

OSTEOPOROSIS Y OBESIDAD


La osteoporosis es una aflicción lenta e insidiosa, en la que los huesos pierden su sustancia con mayor rapidez de lo que pueden reconstruirse. El hueso está continuamente en un proceso de renovación gracias a las células especializadas denominadas osteoclastos y osteoblastos; unas destruyen hueso y otras lo reparan para así mantener el hueso en constante buen estado y fortaleza. Cuando es mayor la destrucción que la reparación se produce la osteoporosis, o bien, un estado de porosidad de los huesos que se vuelven frágiles por falta de nutrientes dentro del mismo.

Es sabido que la obesidad es una fuente importante de diversas enfermedades circulatorias, degradación de la musculatura, trastornos cardio circulatorios, enfermedades nerviosas, digestivas, hipertensión, cáncer, óseas, etc.

La osteoporosis es una enfermedad que afecta más a las personas delgadas que a las personas gruesas, sin embargo, las personas gruesas corren más peligro por razones debidas a su peso y a las enfermedades coadyuvantes debidas a la obesidad.

¿Pero adelgazando se corregirá la osteoporosis?

pues no; pero sí evitará un exceso de presión sobre las articulaciones y resto de la masa ósea.

El síntoma más visible de la osteoporosis es la disminución de la estatura. También puede darse encorvamiento al torcerse la espina dorsal, rigidez del cuello que puede provocar dolores de cabeza, dolores agudos en la columna, caderas, brazos, que se intensifican con los movimientos, y se calma con el reposo, etc.

Los factores de riesgo son amplios y variados: Vida sedentaria, reposo prolongado, la toma de fármacos como los corticoides, antibióticos, diuréticos, tratamientos antitiroideo, anticolesterol, antiácido úrico, insulina, píldora anticonceptiva, antidepresivos, ansiolíticos, tabaco, alcohol, bebidas industriales, sal, azúcar blanco, edad avanzada y por último, cabe nombrar un alimento, el rey de la osteoporosis y de los desórdenes metabólicos y gran alterador de las hormonas: la leche de vaca.


¡Este mal alimento tiene fama de todo lo contrario!, fama de proporcionar al organismo calcio y por lo tanto el gran curador de la osteoporosis; pero cuanta más leche se tome, más osteoporosis se tendrá. Además la leche de vaca le impedirá que adelgace.

Merece la pena detenerme en escribir mal de la leche de vaca, puesto que sobre ella pesa una fuerte publicidad-¿engañosa?- de que es preventiva y curativa de la osteoporosis y que nos proporciona la cantidad necesaria de calcio. Muy falso.

Razonamiento del por qué la leche es un mal alimento:


En primer lugar es un alimento especializado destinado sólamente a su especie, el ternero.
La masa ósea de un vacuno es totalmente diferente a la del ser humano. El crecimiento del ternero, a expensas de sus huesos y músculos alimentados con la leche de su madre, dura sobre dos años y el del hombre veintiún años.
 

Un vacuno tiene unas expectativas de vida de quince años y un hombre sobre los setenta y cinco años.
Las hormonas de crecimiento y de fijación del calcio contenidas en la leche de vaca son las destinadas al propio hijo de la vaca.
 

Un ternero necesita de sus cuatro estómagos para digerir la leche de su madre y los humanos sólo disponen de un estómago y de ácidos diferentes de digestión.

La caseína contenida en la leche de vaca, es trescientas veces superior a la caseína contenida en la leche de mujer. Dicha caseína se endurece en nuestro organismo formando grandes masas de muco proteína que también acidifica el organismo y por tanto, otro elemento más, que sacrifica el calcio de nuestros huesos. Total osteoporosis.


También contiene exceso de fósforo que va acidificar nuestro sistema y para combatir dicha acidificación será a expensas de las sales de calcio que se encuentran en el interior de nuestros huesos; o sea, osteoporosis.
La leche de vaca es pobre en hierro. 

En nuestro organismo el hierro y el calcio van en una proporción determinada. Al digerir la leche de vaca, el organismo consume hierro de las reservas y al fallar la proporción de hierro-calcio, también se pierde calcio. Total osteoporosis.
 

Además el ser adulto ya perdió la condición de lactante y aunque tomáramos leche humana, ésta también nos haría daño. Ahora imagínense a un bebé humano mamando de la teta de una vaca, o bien, tomando productos de lactancia artificial confeccionados con lácteos de vacuno.

Por lo tanto, el ser humano y el ser vacuno son totalmente diferentes y diferenciados, con masa ósea diferente, masa muscular diferente, sistema inmunitario diferente, expectativas de vida totalmente diferentes y, por lo tanto, la leche de vaca ha de ser solamente para el ternero.

Cierto es que la leche de vaca contiene en su composición calcio, pero el hombre lo absorbe mal debido al contenido de caseína, fósforo, hierro y hormonas de vaca.

La caseína, contenida en la leche de vaca, una vez en el interior de nuestro organismo, nos hace perder, o bien nos impide metabolizar, las Vitaminas del grupo B. indispensables para metabolizar el calcio, proteínas, glúcidos, lípidos, fabricar hormonas, y mantener a nuestro sistema nervioso en equilibrio. Resultado final osteoporosis.

La leche de vaca contiene dosis muy bajas de hierro; las necesidades del hombre son muy superiores a las contenidas en la leche. El calcio y el hierro debemos de tenerlo en un estado de equilibrio y al metabolizar la leche de vaca ingerida, desequilibramos dicha proporción, por lo que por ello, también, perdemos calcio. Por lo tanto osteoporosis.

Además cuando empezamos a tener dientes, perdemos nuestra condición de lactantes y también la capacidad de digerir cualquier tipo de leche, aunque sea la de nuestra madre.

¿Cómo es posible que seamos una sociedad tomadora de leche, que reputadamente previene la osteoporosis y sin embargo estemos a la cabeza de las enfermedades descalcificantes?

 
Hay estudios que relacionan el consumo de leche de vaca con las enfermedades de la tiroides. Y ya saben que un hipotiroidismo puede ocasionarle obesidad y enfermedades nerviosas.

Un vaso de leche desnatada le proporciona más grasa y colesterol que tres lonchas de tocino.
 

¿Cómo prevenir dicha enfermedad? 


a.En mis consultas lo primero que aconsejo es una educación nutricional. En principio y categóricamente recomiendo la supresión de los lácteos de vaca y de todos sus derivados. Con solo aplicar esta medida, hay una mejoría importante.
 

b.Otros alimentos a desterrar, son los cacaos de cualquier tipo, café y derivados, pastelería, bollería, pan blanco, cerdo, alcohol, azúcares, exceso de carnes y pescados.

c.Tomar a diario - tanto a la comida y a la cena- abundante ensalada y verduras cocidas (al dente), estos alimentos son ricos en minerales y calcio.


d.Tomar a diario buena dosis de fruta.


e.Levadura de cerveza, nueces, plátanos, dátiles, uvas pasas, zanahorias crudas (ralladas o masticadas), semillas de sésamo, cereales integrales-no tomados a diario-, aguacates, germen de trigo, salmón poco hecho a la plancha y pescados azules al horno o plancha.

f.Tomar el sol, que ayuda a metabolizar la Vit. D.

g.Ejercicios al aire libre.
h.Evitar el stress o tomar protectores contra él.
j.Tabaco, alcohol, bebidas industriales, azúcares, pasteleria, comida refinada, conservantes y colorantes también contribuyen a la obesidad y a la osteoporosis.

Y se puede ayudar con suplementos.En España los hay excelentes para prevenir y curar la osteoporosis, entre ellos:

  • Los comprimidos de Dolomita para proporcionar calcio y magnesio.
  • Artigel, compuesto de vitaminas, minerales, aminoácidos, que nutren las articulaciones.
  • Osopan, que mejora muy bien las dolencias descalcificantes de la columna lumbar-sacra.
  • Calcium Bone que proporciona calcio y suplementos vitamínicos que ayudan a metabolizarlo y fijarlo en el hueso.
  • Multi vit. B + C, todas las vitaminas del grupo B y Vit. C, que ayudan a tener equilibradas las dosis adecuadas de nuestras hormonas, entre ellas los estrógenos.
  • Cápsulas de Aceite de Onagra que junto con la Vit. D ayudan a prevenir y curar la Osteomalacia.
  • Estrocal, fitoestrógeno, que te ayudará con tus estrógenos, sin efectos secundarios.
  • Fórmulas homeopáticas que ayuden a fijar el calcio.
  • Si padeces de Osteoporosis y te atreves a seguir mis indicaciones, en tres meses notarás una gran mejoría.
  • Con lo que ahorres,al no comprar leche, ni productos lácteos, págate unas vacaciones y caminando mejor.